@evidente  

Lunes 19 de Octubre del 2020

Clima: 17°C

-Vacaciones de Maru serán cubiertas por panista -La comparsa Madero no merece aplausos -Corral sabe que no lo aguantan ya en Palacio -Siguen violando la ley con “Puntualizando” -Llega Noble San Román a la jefatura de Gabinete

Ahora sí será un regidor del PAN, de los que coordina Adriana Díaz Negrete, quien se quede a cargo del despacho de la alcaldesa María Eugenia Campos, la última semana de enero que habrá de tomar sus vacaciones.

Ni de chiste volverá a dejar la administración en manos de un edil de oposición, como la vez pasada que salió y le dejó las llaves de la oficina a la llamativa regidora Catalina Bustillos, independiente promorenista desde la desaparición del Partido Encuentro Social.

Campos Galván recibió críticas y comentarios negativos en aquella ocasión por darle a la oposición esa oportunidad, cuando de la federación Chihuahua no recibe siquiera los buenos días.

El papel de suplente que tuvo la regidora fue más bien gris, casi pasó de noche para todos, salvo para los ediles panistas. Unos se sintieron excluidos, otros, los más sensibles, hasta ninguneados y humillados por haber quedado bajo la égida de una compañera que consideraban de nivel bajo.

Por eso ahora que Maru planea dejar la oficina a finales del mes, ya pidió a sus operadores que planchen el acuerdo del Cabildo para que sea uno del mismo PAN el que se quede cargo. Con eso espera que nadie le llore y que todos caminen hacia donde mismo, en vez de que, como la pasada ocasión, se quejaran al máximo del supuesto agravio.

De todos los que están en la lista como probables suplentes de entrada sólo se descartan dos: Javier Sánchez Herrera, que ya fue una vez y se quedó arriba del ladrillo, y Mónica Borruel, que es más opositora que toda la oposición junta. Quiere convertir en gobernador a papá Carlos.

La alcaldesa se irá una semana, pues prefirió trabajar en las festivas fechas de fin de año, mientras todo mundo descansaba, para programar su descanso una vez comenzado el 2020, que se espera bastante agitado sobre todo para los que, como ella, son aspirantes a la gubernatura.

***

 

Ahora sabemos, muchos meses después, sobre las razones existentes en el intento desesperado -y logrado con éxito paupérrimo- por impedir a toda costa el ejercicio ciudadano de revocación de mandato.

Javier Corral tenía en sus manos encuestas que lo daban prácticamente por destituido del cargo de gobernador del Estado de Chihuahua.

Movió cielo, mar y tierra para evitar a toda costa pasar por la voluntad soberana del pueblo que soporta sus delirios de grandeza y pésimo resultado en el gobierno.

El dato nos llega, como se publicó en nuestras páginas, de la consultoría Campaigns and Elections en un ejercicio realizado apenas en diciembre pasado.

Es la consulta popular de permanencia que lo coloca en el lugar 30 de 32. Ningún gobernador se encuentra tan desestimado. El sótano es poco, para la oscuridad provocada por la percepción de ineficiencia que lo cubre.

El 52 por ciento de los chihuahuenses piensa que debe irse sin concluir su mandato. Debe salir por la puerta chica. Sólo tres de cada diez lo respaldan.

No es gratuita la percepción ciudadana expresada en el ejercicio demoscópico nacional. Ha desperdiciado cualquier posibilidad de gestión de recursos para Chihuahua.

Probablemente ese es su peor fracaso. La seguridad, la salud, la educación, en el ejercicio cotidiano están por los suelos, pero la ausencia de recursos y la incapacidad para su ejercicio es el principal pecado.

Se le han ido los recursos por miles de millones de pesos porque está dedicado a otros menesteres que nada tienen que ver con cuidar la atención de las necesidades de los chihuahuenses.

Sus obsesiones personales lo conducen al fracaso. Los ciudadanos -de acuerdo a la encuesta indicada- lo ven como flojo.

Hace una semana se levantó temprano para cocinarle frijoles de la olla a Andrés Manuel, una lisonja. Pero no lo hizo durante los últimos días, meses y años para atender sus responsabilidades, cuando abandonó las mesas de seguridad y se extravió en sus deleites mundanos con total desprecio a los chihuahuenses.

***

 

La trasquilada por la que peleó Gustavo Madero en el exhorto a Chihuahua por el caso del iphonazo nada tiene que ver con protección a la libre expresión de las ideas, sino a una posición de sumisión para ganar bonos rumbo al 2021.

Festinó el senador panista por la resolución de la Cámara de Senadores que le quitó uñas y dientes a la resolución para quedar en una tímida llamada de atención, cuando se trata de un tema gravísimo. La ONU ya debería estar tomando cartas en el asunto igual que el mecanismo nacional de protección a periodistas.

Pero hay silencio absoluto.

El gobernador le ordenó a sus guardaespaldas que le quitaran un teléfono a un periodista, a quien privaron de su libertad por casi una hora, le esculcaron redes sociales y whatsapp hasta el cansancio. Es incluso delito federal por la violación a las comunicaciones. Debería existir una intervención inmediata en dicho nivel.

Entonces, Madero lo que hizo fue sabotear una llamada de atención real en contra del gobernador de Chihuahua, su amigo y socio. Operó como si la vida le fuera en ello para echar abajo un reclamo natural en contra del nuevo amanecer.

No tiene entonces que aplaudir Madero por la resolución adoptada ayer. Al contrario, habría que reclamar con gran desencanto y enojo. La comparsa no merece aplausos.

El celular sigue en manos de la Fiscalía y todos los actores, violadores del ejercicio periodístico, en la más completa comodidad, cobrando su cheque quincenal sin problema alguno, en la más completa impunidad.

***

Está saliendo de la crisis en salud, continua inconsciente, pero sigue haciendo ruido en lo político. Carlos Tena está en una posición de incomodidad para sus adversarios políticos, empezando por el gobernador.

No es sólo una confrontación en temas de recursos económicos o de seguridad. Es una carrera de creatividad y generación de esquemas de protección social.

Se llama Brazada de calor una campaña permanente que ha tenido Tena en las instalaciones de la presidencia municipal de Cuauhtémoc.

Los ciudadanos toman y dejan prendas de vestir para invierno. Al momento en que se tomó la imagen había cuatro chamarras y sudaderas en una mampara colocada frente a la plaza pública principal de Cuauhtémoc.

Son prendas modestas pero de un alto valor para quienes menos tienen y menos pueden.

Es una loable colaboración permanente entre la autoridad y la ciudadanía que no puede ser menospreciada.

Ejemplo de ejercicio completo de reciprocidad social que no cae bien en quienes echan rollo pero no aterrizan en la práctica.

 

***

En el más completo descaro la administración estatal está invirtiendo en un programa que se transmite en radio y televisión, con cargo al erario público.

Se llama Puntualizando el mencionado programa, mediante el cual transmiten información como si fuera periodística.

Tienen tres años y cacho haciendo lo mismo. Transmitiendo información para engañar a la población con propaganda política.

Dan a conocer datos e información con cuentas alegres, montados sobre la credibilidad de los medios de comunicación utilizando los recursos públicos en el más completo descaro.

Usan uno o dos conductores indistintamente para generar confianza en los ciudadanos y transmitir información como si contara con el aval periodístico.

En forma evidente viola el Gobierno del Estado el artículo 134 constitucional con total descaro, sin que ningún órgano les ponga alto.

***

Rodolfo Noble San Román llega a Palacio de Gobierno como nuevo coordinador Ejecutivo de Gabinete, en sustitución de Ismael Rodríguez.

Noble San Román se desempeñó en los últimos años como secretario General de Servicios administrativos de las dos cámaras. Primero en la Cámara de Diputados, y en años recientes en la de Senadores.

Los que lo conocen, lo ubicaban como cercano a Francisco Barrio desde que gobernó el estado. Apenas el mes pasado Ismael Rodríguez hizo público su deseo de dejar la jefatura de Gabinete, luego de haber sustituido a Gustavo Madero.

bannerPie noticiasTrending