@evidente  

Lunes 19 de Octubre del 2020

Clima: 17°C

-Ni modo que sea gratis obstruir banquetas -Ya busca Corral para dónde saltar -El galimatías del estado con Insabi -Se reparten candidaturas morenas

El terrible accidente donde estuvo a punto de perder la vida un joven trabajador en plena avenida Tecnológico es producto de la responsabilidad de un automovilista imprudente, pero en el asunto para nada es ajena la omisión oficial.

La Ley de Vialidad establece con mucha claridad que no podrán los automovilistas estacionarse de manera tal que obstruyan la circulación de los transeúntes. Si lo hacen, es porque los agentes de Vialidad alguna “módica cuota” deben cobrar a los dueños de los establecimientos.

En el accidente que se ha vuelto viral en redes sociales por el espectacular golpe al transeúnte, se observa cómo los vehículos se encontraban ubicados sobre un pequeño espacio de estacionamiento. Incluso estaban sobre la calle.

Lo peor es que es una avenida principal de la ciudad con gran circulación de vehículos prácticamente todo el día, y con ellos, presencia continua de agentes de vialidad.

Los oficiales que se supone deben estar atentos a que no se viole la ley, se detienen en cualquier esquina con el medidor de velocidad en busca de cazar incautos conductores, en lugar de hacer su trabajo cuidando aspectos como el de los estacionamientos. Insistimos, esa mochada debe ser aparte.

La consecuencia, una persona que sobrevive de milagro y varios vehículos dañados, porque se encontraban estacionados de manera tal que violaban el artículo 64 de la Ley de Vialidad, gracias a la ceguera e irresponsabilidad oficial.

La semana pasada ocurrió un hecho similar por la Calle 46 y Samaniego, a unos pasos de una escuela.

Las banquetas de toda la calle permanecen por completo bloqueadas por los yonqueros. Ni modo que sea de a gratis para los de Vialidad.

***

Sabemos de buena fuente que existe una intencionalidad en el gobernador por una postulación en 2021 hacia un cargo de elección popular a nivel federal.

Es una forma de protegerse mediante el fuero de cualquier eventual acción en su contra, previsión adicional a la fiscal anticorrupción y Auditor Superior a modo y con cargo transexenal.

No desea abandonar la cómoda vida con cargo a los contribuyentes, como lo ha hecho desde hace más de dos décadas, brincoteando feliz de una curul a otra.

Está impedido para ser diputado o senador por el principio de mayoría relativa, en virtud del artículo 55 fracción quinta de la Constitución General de la República.

Dice esa norma que “los gobernadores de los Estados y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México no podrán ser electos en las entidades de sus respectivas jurisdicciones durante el periodo de su encargo, aun cuando se separen definitivamente de sus puestos”.

Sin embargo algo ha aprendido para ganar los pleitos sobre la mesa y en el exclusivo favor cupular. Ya vio a Manuel Velasco y Miguel Ángel Mancera torcer la ley a través de la postulación vía representación proporcional, sin oposición alguna.

Es obvio que al postularse siendo gobernadores violaron el espíritu de la Constitución que trata de evitar el abuso de poder de los ejecutivos estatales.

Esto es así, porque los requisitos para ser postulados como senadores son los mismos aplicables para los diputados. Por tanto debió impedírselos el Tribunal Electoral, pero como nadie dijo nada, pasaron bobito.

Corral tendrá entonces que buscar la manera de torcer también la ley, pero con tantos adversarios enfrente es muy difícil que pueda lograrlo, aunque logre convencer de nuevo a la dirigencia nacional y ofrezca el poco capital político que tiene al estar evaluado como uno de los peores gobernadores en el país... ahora como el peor entre los peores.

¿Cuándo se detendrá su enfermizo afán por perpetuarse en el poder? El asunto de su nacionalidad por supuesto estará también presente. Ahora nadie se la perdonará.

***

Está metida en un auténtico brete la administración estatal al no firmar el acuerdo de coordinación del Instituto de Salud para el Bienestar en los términos ofrecidos por el gobierno de México.

La intención es que el gobierno de Chihuahua continúe con la dirección y ejercicio de los servicios de salud. Se quiere conservar el control pleno como ocurre desde hace más de 20 años.

Sin embargo, el costo va a ser la vigilancia cercana y permanente de los órganos de control y auditoría federales.

Los recursos fluirán en términos de la nueva Ley General de Salud pero tendrá mil candados y supervisiones.

Pero además servirá de pretexto para que los problemas continúen en todos los órdenes, con cargo financiero y político al nuevo amanecer.

Es una trampa leonera en la cual Javier Corral no queda bien con nadie. Ni con Andrés Manuel a quien le dijo apenas 72 horas antes que sí iba con el Insabi ni con el grupo de gobernadores del PAN a quien ha vendido un día sí y otro también en su afán por sacar raja política personal.

Chihuahua quedará fuera del proyecto del gobierno de la República, con la gratuidad y nuevas reglas, pero con un andamiaje organizacional y financiero restringido a las migajas que caigan de la federación y al inexistente recurso estatal, en perjuicio de los ciudadanos.

***

Llamó la atención que en el resumen delincuencial rendido por el Secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, en el primer punto abordara sobre las agresiones contra militares y policías, con datos que evidencian la gravedad de la inseguridad.

No pueden los policías y militares protegerse a ellos mismos, menos cuidar a la ciudadanía que se encuentra a expensas de los delincuentes.

Pasaron 24 horas y de inmediato los números rendidos por el responsable de las fuerzas armadas se movieron a la alza en su cuota de sangre.

Dos jóvenes agentes de la Policía Federal división caminos fueron las víctimas del atentado mortal, en la carretera a Ojinaga.

Ya son 99 los ataques en contra de militares y policías desde que inició la administración federal actual en el estado de Chihuahua.

No hay visos de reducción de la violencia con tres decenas de homicidios en lo que va del año todo en la más completa impunidad, con un titular de CES Oscar Aparicio con sus modelos exclusivos y un encargado de despacho que se encuentra en la etapa de promesas sin fin y sin resultados.

***

 

Todavía no se definen las dirigencias nacional y estatal de Morena, pero ya hay grupos que se reparten las posibles candidaturas que habrá disponibles para el año 2021.

Un grupo de jóvenes que se presumen como fundadores de ese partido comenzó el año con reuniones en la capital para ir viendo cómo acaparan los distritos de la ciudad. Aunque hay lazos que los unen en corrientes similares, también ya comenzaron las disputas por las primeras manos alzadas.

El coordinador de Morena del Distrito 12, Miguel Valdez y el joven Osmand González, quien labora en el Congreso del Estado, son los primeros apuntados. El primero podría tener cierta ventaja al estar metido justo en la zona por la que aspira, aunque no se nota mucho su trabajo; el segundo, también consejero estatal, ha picado piedra en las colonias del sector.

Por el Distrito 15 se manejan los nombres de Ximena Reyes, actual secretaria de Formación Política del partido en el estado, y Jorge Maravé, quien no cuenta con trabajo territorial y más bien es recordado por su pésimo papel de asesor de la casi inexistente diputada Lourdes Valle.

En el Distrito 16 se encuentran la abogada Luisa Rey y Juan Pablo Delgado, cuya labor como representante de la Secretaría del Trabajo en Chihuahua sólo la conocen sus familiares.

Por el Distrito 17 se manejan a la (des) coordinadora de comunicación social en el Congreso, Zianya Sandoval, así como a la también militante de Morena, Damayanti Acosta.

En el Distrito 18 están el actual coordinador de asesores en el Congreso, Hugo González y al militante y fundador del partido en la capital, Jaime Contreras.

Apenas comienzan los primeros jaloneos y esfuerzos para ponerse de acuerdo en las candidaturas, sin un método, sistema o liderazgo que le dé conducción a tan complicada tarea.

bannerPie noticiasTrending