Skip to main content

-Con trabalenguas aborda tema García Luna -El incómodo brindis para los precandidatos 
-De la cultura jurídica quedan sólo las lonas 
-Operadores de bajo nivel los de Bonilla




Muy interesante resultó la última emisión de la pseudo entrevista que Sergio Valles en Canal 28 hizo al gobernador Corral, en la tradicional gacetilla semanal, porque entre los temas tratados la producción seleccionó de manera brillante nada menos que el de la detención de Genaro García Luna.

Es un asunto muy espinoso para el gobernador, porque, como ya hemos dado cuenta en esta casa editora, cuando fue legislador se deshizo en halagos y defensas del exsecretario de seguridad pública, pese a la existencia de elementos que lo incriminaban con el pago de sobornos, relatados con profusión en la carta que “La Barbie” difundió poco después de su detención.

A Corral se le olvidó esa época en que ensalzaba al súper policía, y ahora, bajo el disfraz de una entrevista, hace un trabalenguas, en el que al mismo tiempo deslinda a Felipe Calderón, pero a la vez lo responsabiliza políticamente por haber nombrado y sostenido al funcionario durante los seis años de su administración.

Pero aún más, se cura en salud. Para él el tema de la seguridad es muy difícil y complejo de tratar. “Yo en mi caso -dice colocándose solito en el banquillo de los acusados- si me dan información de manejo de funcionarios, yo sí agoto la investigación”.

¿De qué funcionarios estará hablando y qué tipo de información le han dado? Obviamente no dice nada al respecto. Pero luego, destruye el propio argumento, bajo el discurso fácil de que esas informaciones vienen desde la misma mafia y el crimen organizado.

¿Entonces? Investiga o no, porque si vienen desde la misma mafia, pues qué sentido tiene. Más aún, el caso de García Luna es lo mismo. La acusación viene de “La Barbie”, de la misma mafia, ¿o no?.

No cabe duda que el gobernador no aprende y continúa en su caída libre enredado de manera frecuente en su propia pita.

Las informaciones como él las llama, que en muchos casos son denuncias y señalamientos públicos, de omisiones y comisiones criminales en las áreas de seguridad pública, ya lo empiezan a perseguir. El pecado de Calderón es su mismo pecado. Lo sabe muy bien.

Esa responsabilidad de la que acusa al expresidente le cae como saco a la medida, en un contexto en el que ya se empieza a hablar de un maxi proceso contra Calderón.

En el fondo era innecesario que Corral tratará el tema en un programa controlado desde la primera hasta la última cortinilla. Sin duda quiso mandar un mensaje, con un mea culpa evidente, a la vez que aprovecha para asestar un golpe a su odiado enemigo político.

Debe saber que si sigue haciendo las cosas igual que el expresidente Calderón, el juicio a su administración en seguridad está más que cantado. Homicidios al tope de la estadística, masacres de vuelta, violaciones a derechos humanos. Hay manos sucias. Solo es cuestión de tiempo.

***

¿En verdad creerá Javier Corral que al menos tres de sus invitados en la mesa principal del 25 de Marzo para el “brindis navideño con alcaldes del pasado fin de semana se hayan sentido halagados por la “atención”?.

De los cuatro en esa mesa solo Gustavo Madero cree genuinamente que Corral le debe la gubernatura y tiene la obligación de cedérsela en el 2021, pero Maru Campos, Armando Cabada y Alfredo Lozoya, están conscientes del infantil juego corralista.

Saben que la imagen del gobernador es un lastre para cualquiera y no les representan más plus que estratégicamente evitar una confrontación innecesaria en el preámbulo de la verdad hacia las nominaciones por la gubernatura.

***

Es inevitable continuar con el tema camionero partiendo de lo acontecido en la ruta 20 Aniversario ya tratado con amplitud en esta columna.

El drama es el capricho con que es manejado por el área responsable, que asigna rutas a diestra y siniestra, sin estudios de fondo.

Las ampliaciones y restricciones obedecen al estado de ánimo burocrático, sin tomar en cuenta el drama humano de los que menos tienen, menos saben y menos pueden.

Esa colonia 20 aniversario está compuesta por cientos de familias que son sometidas a un doble pago por un servicio del que disfrutaban desde hace muchos años. Pero, igual de grave, son más de 200 los adultos mayores que habitan en dicha zona.

Pero no es solo la 20 Aniversario, son muchas más las colonias que la ruta les da el servicio. La población afectada se multiplica.

Hoy esas personas son sometidas a un nuevo impuesto por transportarse, a través del pago obligado de dos pasajes, el de la alimentadora y el de la troncal.

Eso seguramente es muy difícil de entender por parte de quienes desde un escritorio hacen chilar y huerto en este y otros temas de gran impacto social. Es decir, el daño no es a los camioneros es a los estudiantes, madres de familia y padres trabajadores, es su bolsillo el que sufre por el gasto.

***

Cumplen cuatro meses cerradas las casas de la cultura jurídica. En el caso de la casa localizada en esta ciudad, aún muestra en su fachada la protesta del gremio de abogados que exige su reapertura.

Las lonas y pancartas colocadas son una voz en el desierto. El presupuesto federal del próximo año no contempla esta erogación en el Poder Judicial hasta donde nos han dicho.

Los colegios y asociaciones de abogados han topado con la indiferencia de los diputados y senadores por Chihuahua, que han hecho oídos sordos al reclamo, que aún se puede subsanar.

***

La semana pasada fue una fotografía donde cargaba un ladrillo de adobe, ahora se difunde con profusión al jefe del ejecutivo colocando con una cuchara de albañil la primer piedra del hospital de ginecobstetricia en Parral.

Nunca ha sabido el gobernador lo que son esas profesiones de las gentes sencillas y humildes, que trabajan de sol a sol.

No es maistro ni siquiera media cuchara. Será por ello que a duras penas se sienta en cuclillas a colocar la mezcla de mortero y arena, mientras el alcalde de Parral deja escapar una pícara sonrisa.

Sus manos son las de un funcionario público que ha vivido de los impuestos de los ciudadanos los últimos 29 años: blancas, principescas. En versión digital la foto correspondiente girada por su oficina de comunicación social.

***

En colonias del distrito 18 de la capital, al sur de la ciudad, una operadora que transita entre el PAN y Morena ha comenzado a invitar a cenas navideñas para familias en pobreza.

Se trata de Beatriz Ordaz, quien se presenta como voluntaria al servicio de la colonia 11 de Febrero y otras de la zona. Justó ahí donde le interesa penetrar al director de Desarrollo Social y Humano, Marco Bonilla, cuyo proyecto de ir por la Presidencia Municipal se ha ido hundiendo.

La señora es identificada como gente del funcionario, pero usa el nombre, siglas y colores morenistas, para dar la impresión de que también trae apoyo de ese partido, por el que también trabajó en su momento.

El colmo es que trata de convencer gente con despensas casi caducadas que seguramente consigue de la dependencia municipal, apoyo que se agradecería si no fuera un intento vil de manipulación.

Detalles tan simples como estos son los que han abollado el proyecto de Bonilla, según las voces panistas al interior de la administración.

No son sólo los fracasos en los grandes encargos, como el famoso plebiscito del alumbrado público ante el que sucumbió la administración municipal; también son factores medianos y pequeños los que han alejado a Bonilla de su meta, que cada vez parece menos candidateable del PAN.

La falta de identidad de su proyecto -dado que hay una mezcla nada efectiva de priistas y supuestos morenistas dentro de lo que antes era Atención Ciudadana- y las malas decisiones al elegir operadores, son también causas del anticipado fracaso.

  • Creado el
  • Visto: 751