Skip to main content

Empoderamiento Femenino: Clave para la Transformación del Sector Agropecuario en México

En el dinámico mundo del sector agropecuario en México, la participación de las mujeres está marcando un antes y un después en la productividad, innovación, y sostenibilidad de las prácticas agrícolas. Laura Tamayo, vicepresidenta de comunicación del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), destaca el impacto positivo que tiene la inclusión femenina en este sector, señalando cómo la diversidad de cultivos, la nutrición y la eficiencia en el uso del agua mejoran significativamente con el aporte femenino.

Los estudios son claros: la presencia de las mujeres en la agroindustria no solo incrementa la variedad y cantidad de alimentos producidos, sino que también promueve prácticas más sustentables y equitativas. Sin embargo, a pesar de su contribución esencial, la participación femenina en el sector agropecuario frecuentemente queda invisibilizada en las estadísticas oficiales y en los puestos de liderazgo dentro de las empresas agroindustriales.

El fenómeno de la migración masculina hacia Estados Unidos ha propiciado que más mujeres asuman roles protagónicos en la producción agropecuaria, tanto para el autoconsumo como para la venta local. Este cambio ha llevado a una mayor autonomía económica y a la diversificación de las actividades agrícolas lideradas por mujeres. No obstante, aún persisten desafíos significativos en cuanto a la representación femenina en puestos administrativos y directivos dentro de las empresas formales del sector.

Las cifras actuales reflejan una brecha de género notable: mientras que las mujeres constituyen entre el 30 y el 40 por ciento de las plantillas administrativas en las empresas agroindustriales, apenas representan menos del 5 por ciento en los puestos de alta dirección. Este desbalance subraya la necesidad de implementar políticas de género que no solo mejoren las condiciones laborales de las mujeres en el campo, sino que también fomenten su participación y liderazgo en todos los niveles de la agroindustria.

Es imperativo que el sector agropecuario se enfoque en derribar las barreras que limitan el pleno desarrollo profesional y personal de las mujeres, garantizando el acceso equitativo a oportunidades de liderazgo y fomentando un ambiente inclusivo que valore y potencie su contribución. La transformación del campo mexicano depende en gran medida del empoderamiento femenino, un factor crítico para asegurar la seguridad alimentaria, la sostenibilidad y la innovación en un mundo cada vez más desafiante.

El agro mexicano se encuentra en un momento crucial para redefinir su futuro; uno en el que las mujeres deben jugar un rol central, no solo como trabajadoras del campo, sino como líderes capaces de guiar al sector hacia nuevos horizontes de prosperidad y equidad.

  • Creado el
  • Visto: 73