Skip to main content

Alerta sanitaria en Chihuahua: exportación ganadera a EE.UU. queda suspendida por brote viral

Chihuahua, uno de los principales estados exportadores de ganado en México, enfrenta una crisis sanitaria que afecta directamente su economía. La detección de casos de estomatitis papular bovina ha obligado a cerrar temporalmente la estación cuarentenaria internacional San Jerónimo en Ciudad Juárez. Esto frena por completo la exportación de ganado en pie hacia Estados Unidos, el principal mercado para el sector.

¿Qué es la estomatitis papular bovina?

Se trata de una enfermedad viral altamente contagiosa que afecta al ganado bovino. Sus síntomas incluyen fiebre, lesiones en la boca, nariz y patas, lo que dificulta la alimentación de los animales y provoca pérdida de peso. Aunque no suele ser fatal, tiene un impacto económico significativo debido a las restricciones comerciales impuestas para frenar su propagación.

El impacto económico

La suspensión de las exportaciones hacia Estados Unidos representa un duro golpe para la ganadería chihuahuense. Los productores no solo se verán afectados por las pérdidas directas de no poder vender su ganado, sino que tendrán que asumir los costos adicionales de mantener a los animales en cuarentena.

Duración de la cuarentena

Según informó la Secretaría de Desarrollo Rural estatal, los animales deberán permanecer en observación durante 60 días para asegurar que no han contraído el virus. Solo después de ese período, y si no se presentan nuevos casos, se podría considerar reabrir la estación cuarentenaria y reanudar las exportaciones.

Esfuerzos para contener el brote

Las autoridades sanitarias de Chihuahua han implementado medidas de emergencia para contener el brote y evitar su propagación. Se han intensificado los controles sanitarios en los ranchos ganaderos, y se han establecido zonas de cuarentena para aislar a los animales infectados.

La crisis sanitaria en Chihuahua pone en evidencia la vulnerabilidad del sector ganadero ante la aparición de enfermedades contagiosas. El reto para las autoridades y los productores será reforzar los protocolos de bioseguridad para minimizar el impacto de este tipo de eventos en el futuro.

Créditos: La Jornada

  • Creado el
  • Visto: 46