Skip to main content

Biden enfrenta una incómoda paradoja tras el ataque de Irán a Israel

El atrevido ataque de Irán a Israel el sábado ha colocado al presidente Joe Biden en una situación complicada. Por un lado, Biden busca evitar una escalada del conflicto en Medio Oriente, pero por el otro, enfrenta presiones tanto de demócratas como republicanos sobre la relación de Estados Unidos con Israel.

La acción coordinada entre Estados Unidos e Israel para defender al país parece haber reavivado parte de la antigua cordialidad entre ambos aliados. Sin embargo, el ataque de Irán también ha "reescrito las reglas" de la relación entre Israel e Irán, desestabilizando aún más la ya precaria situación regional.

Biden tiene ahora el delicado desafío de bajar la temperatura con Irán y, al mismo tiempo, hacer comprender a Teherán que sus acciones tienen un costo. Mientras tanto, el presidente también enfrenta complicaciones internas, con la izquierda presionándolo para que se distancie de Israel y la derecha acusándolo de debilidad por no enfrentarse a Irán con suficiente firmeza.

Todo esto se desarrolla en un contexto en el que cualquier acuerdo de alto el fuego en Gaza pende de un hilo, y la región sigue siendo un notorio polvorín que podría encenderse en cualquier momento. Biden camina en una cuerda floja, buscando evitar una escalada del conflicto mientras mantiene el apoyo a Israel y enfrenta los desafíos internos.

  • Creado el
  • Visto: 22