@evidente  

Martes 15 de Octubre del 2019

Clima: 20°C

-Los albañiles de la peni son reos -Protesta de la UACH pero no en las calles -Alcalde empuja a su hermano como sucesor -Discriminación hacia los litigantes

Tiene varias semanas en construcción una pequeña área perimetral con caseta en uno de los costados de la Unidad de Bajo Riesgo localizado en la calle 20 de Noviembre.

Es la vieja peni donde se realizó la pequeña obra que entendemos ya se concluyó, y que tuvo una peculiaridad. Vecinos de la misma señalaron que vieron a internos realizando los trabajos de albañilería.

JMAS

No sabemos si a ciencia cierta en su totalidad la construcción fue realizada por ellos, pero nos aseguran que estaban ahí colaborando.

Sabíamos que participaban con pequeñas tareas que incluso podían pasar como sanciones internas, como limpiar la calle aledaña o cortar el pasto y las hierbas que crecen alrededor, pero no sabíamos que también realizaban obras de construcción.

De hecho la imagen que le mostramos, aunque un poco borrosa, es de un interno realizando esas tareas de limpieza bajo custodia en las inmediaciones del mencionado centro penitenciario.

Sería interesante conocer entonces si la obra fue realizada por internos o fue licitada, o adjudicada de manera directa, y a quién. No son muchos metros cuadrados, pero estamos hablando de acciones de construcción para efectos de seguridad, creemos que debe cumplir con ciertos parámetros y no dejarse al arbitrio de internos que son albañiles.
 Es una caseta que brindará seguridad a los custodios que se encuentran al exterior del viejo inmueble, y que atienden a proveedores y público en general.


 ***
 
 

Sigue convertido en un drama el procedimiento de plebiscito para el alumbrado público, tanto de Chihuahua como de Juárez, por la cantidad de recursos detenidos y el impacto en términos de seguridad para ambas ciudades.

El sábado, lo mismo, sólo será de trámite también la autorización del procedimiento plebiscitario para Juárez.

De poco ayuda que se haya aprobado ayer en el seno del Consejo Estatal del Instituto Estatal Electoral (IEE) el plebiscito para Chihuahua, porque sigue siendo incierta la fecha de su realización.

El motivo es que no hay recursos económicos. Carece el órgano electoral de una partida presupuestal, como especie de fondo, para organizar este tipo de ejercicios ciudadanos.

Por ese motivo, se enviará en las siguientes horas -así queremos suponer- la solicitud con el requerimiento de los 22 millones necesarios.

La cuestión es que con ánimo de adelantar y no dilatar aún más el procedimiento, PRI, PAN y Partido Verde, propusieron que fuera pagado por los mismos ayuntamientos.

Serían ocho millones para Chihuahua y trece para Juárez, recursos que significan nada, frente al monto general en juego considerado para efectos de los proyectos de iluminación.

Pero la propuesta cayó en vacío. Por supuesto el resto de los partidos no la apoyó y menos el Consejo. Parece que la idea es darle más largas al asunto con fines de carácter político.

Se va a notificar al Congreso y al mismo Ejecutivo la solicitud de recursos. Pero como es un procedimiento nuevo, no se sabe qué va a pasar. Si se van a negar o van a esperar al próximo año.

Sabemos que los dineros los maneja Arturo Fuentes, Secretario de Hacienda. Sin un “VoBo” previo el IEE y el Congreso no moverán un dedo.

Pocos detalles se conocieron de la logística planteada para establecer los costos, que sólo son de 4.8 millones para servicios personales y 4.7 millones para recursos materiales, porque no se leyeron los acuerdos, ni para efectos de publicidad obligada.

En conclusión, prácticamente se lavan las manos. Es previsible que no haya recursos para organizarlo y entonces la salida sería incluirlo dentro del proyecto de presupuesto para 2020.

Parece que al final se trata simplemente de entorpecer mediante una figura ciudadana, dos proyectos relevantes para ambas ciudades.

Como simple acto de cortesía y no para efectos jurídicos, se autorizó finalmente, mínimo, informar a los municipios la resolución. Sigue sin duda la trama perversa de procedimientos de participación ciudadana utilizados con fin político electoral.


 ***
 

Aún no estaban determinadas las acciones que se van a realizar el día de hoy por parte de los maestros y personal administrativo de la UACH con motivo del paro nacional para exigir mayores recursos.

Hasta ayer se rumoraba la posibilidad de una marcha, pero no había nada oficial, más cuando la protesta es para presionar al gobierno federal y no al estatal.

Marchar a Palacio de Gobierno sería un contrasentido político. Por ello, lo más probable es que no exista ninguna acción de esa naturaleza. Hasta ayer en la tarde -lo checamos- no habían sido convocados los empleados para tal efecto.

Por tanto se limitará el personal universitario a realizar el paro laboral, que se traduce en un día libre a mitad de semana.

La incertidumbre que existía en relación a maestros de hora clase se disipó desde el lunes por la noche, mediante un oficio firmado por el rector Luis Fierro.


 ***
  

Abogados litigantes se quejaron amargamente de que el Tribunal Superior de Justicia sólo tiene ojos para la capacitación del personal del mismo.

Las convocatorias, con sus muy contadas excepciones, tienen como característica que excluyen a uno de los principales operadores del sistema de justicia, que son precisamente los abogados.

La última prueba al respecto es la Maestría en Derecho Penal que arrancó el pasado mes de agosto, dirigida exclusivamente a personal del TSJ, cuando los litigantes ocupan un espacio relevante en el proceso jurisdiccional.

Pareciera que los jueces y secretarios se capacitan para defenderse de los abogados, por las resoluciones absurdas que luego dictan en las diversas materias y no para constituirse en garantes del principio de legalidad y constitucionalidad en los procesos.

Desafortunadamente son los abogados en lo último que se piensa por parte del Consejo de la Judicatura: no hay estacionamiento suficiente para ellos, menos va a existir un programa de capacitación adecuado.
  

***
  

El alcalde panista de Ojinaga, Martín Sánchez Valles, comenzó a mochar cabezas dentro de su administración, pero no se crea que para mejorar, sino para allanarle el camino a su hermano, al que quiere de candidato a sucederlo en 2021.

El hermano despacha como administrador del hospital comunitario de Ojinaga, cortesía del nuevo amanecer estatal para que no se note más el nepotismo de Sánchez Valles.

El alcalde ya ha advertido que quiere a Jorge como su sucesor. “Éste es el siguiente”, dijo sin recato alguno delante de su equipo el año pasado, cuando recibió la noticia de su último triunfo electoral.

Para ello los primeros en abandonar la administración mediante renuncia obligatoria fueron Huri Onam Muñoz Díaz, quien era Secretario del Ayuntamiento; Policarpio Cruz López, juez calificador de Seguridad Pública Municipal e Indira López, quien estaba a cargo del Instituto Ojinaguense de la Mujer.

Con estas acciones Sánchez Valles ya dio uno de los pasos más importantes: dejar al frente del blanquiazul municipal a una de sus incondicionales, su comadre Guadalupe Méndez, suegra de su hijo, el que por cierto no goza de buena fama en la capital del estado.

Sin lugar a dudas el alcalde empieza una lucha no únicamente frente a la ciudadanía por imponer a su hermano como candidato, sino al interior de su partido, pues estos no serán los únicos cambios que se harán en la Presidencia Municipal.

Según la idea generalizada se maneja serán más de una docena de ellos, dejando muy lastimada la estructura panista que lo apoya.

Facebook

Twitter