@evidente  

Sábado 24 de Agosto del 2019

Clima: 21°C

- Condenan masacre pero no sueltan apoyo

- AMLO corrige a Marcelo sobre El Paso

- Es obligada la alerta de género

JMAS

- Imponen reto al alcalde de Aquiles

Ante los hechos ocurridos en el vecino condado de El Paso se han escuchado llamados de condena y solidaridad por parte de autoridades.
Pero lo que no se ha visto en los hechos son compromisos concretos de atender verdaderamente a las víctimas directas e indirectas en el estado de Chihuahua. Seguramente existirá, pero será a destiempo como siempre.

Contrario a ello, sí lo ha hecho la sociedad civil y el sector privado, que inmediatamente se solidarizó y materializó en acciones concretas su ayuda.

Pusieron a disposición servicios funerarios sin costo alguno.
Por ello, sólo poner en beneficio de las personas afectadas una línea telefónica de atención a víctimas es sacarle la vuelta a la responsabilidad que existe desde una solidaridad profunda.

Un número telefónico con el proceso burocrático detrás, es revictimizar a las personas que perdieron a un ser querido o en estos momentos y que enfrentan lesiones que ponen en riesgo su vida. Las heridas provocadas por el arma de fuego de alto poder no son cualquier cosa.

Existe un aparato de gobierno estatal en Juárez que bien puede desplegar realmente acciones de ayuda. Las personas deberán enfrentar heridas que les cambiaron la vida.

Es una auténtica tragedia; con un número de víctimas mortales que se ha ido moviendo dramáticamente. Ayer eran ocho mexicanos. Una de ellas lamentablemente de esta ciudad, María Eugenia Legarreta, muy reconocida y querida.

Habrá que trasladar los cuerpos y darles sepultura. Hay un daño permanente a las familias.

Si a ese contexto de atención distante se le agrega la ausencia del titular del Ejecutivo, que gobierna de lunes a viernes y en horario de oficina, el asunto toma matices delicados. Estuvo ayer en El Paso, sí, pero la agresión ocurrió desde el sábado. No sacrificó su descanso permanente.

La evidencia se encuentra ahí y es de dominio público.
Tardó más de cuarenta y ocho horas en aparecer públicamente ante los lamentables hechos ocurridos en aquella ciudad vecina. Y sólo se apersonó para la foto y sus comentarios en redes sociales. No hizo ningún compromiso concreto.

 

***

Tan delicado es lo acontecido en El Paso que ayer la conferencia mañanera de Andrés Manuel López Obrador, realizada en el Estado de México, abarcó casi exclusivamente el tema.

Con un rostro contrito, el Presidente de la República se condolió con un rostro que no permitía dudas de ello, refrendó apoyos y reiteró las declaraciones del Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Pero ya matizó. Dijo que los reclamos de México no son personales para Donald Trump. Que hay respeto para la soberanía de los países.
Que habrá denuncia ante los hechos criminales sólo si hay elementos jurídicos, enmendando la plana de Ebrard que 24 horas antes había sido muy contundente.

Se dolió más del asunto por el discurso de odio y el indiscriminado manejo de armas de fuego en el vecino país.

Ebrard llegó a El Paso a estar al pendiente de los heridos y verificar la situación en el caso de las personas fallecidas.

De las notas diplomáticas anunciadas el domingo aún no sabíamos nada en concreto.

 

***

Los especialistas del tema no podían dejar pasar el punto. Nos dicen que la alerta de género es obligada, simplemente por números que jamás mienten.

Si bien el Estado de Chihuahua no se encuentra al nivel de las entidades con mayores casos de feminicidios en lo que va del año, sí está muy por encima de la media.

No se le puede comparar con Veracruz con 98 feminicidios o con Estado de México con 42, pero hay muchas entidades muy por debajo de los 24 casos que tiene nuestra entidad en lo que va del año.

La Ciudad de México tiene 18 casos, Michoacán 3 y Tabasco 16. Nayarit tiene sólo tres feminicidios, Durango cinco y Guerrero ocho.
Y si se revisan las alertas de género vigentes, el asunto está peor en el análisis para Chihuahua. Michoacán, con tres casos en 2019, tiene esta medida, igual que Colima con uno o Chiapas con nueve.

Evidentemente nuestra entidad presenta una incidencia permanente en los primeros meses del año que no puede ser ignorada por el Instituto Nacional de las Mujeres, autoridad última que debe revisar la emisión de dicha alerta.

Hay algo que no se está haciendo bien, sólo que no se quiere aceptar, en una cerrazón que pretende capturar la decisión y con ello proteger la imagen del gobierno de Chihuahua, aunque con ello ponga en riesgo en promedio a cuatro mujeres por mes que pueden ser víctimas de homicidio por razón de género como lo dicta la estadística media en lo que va del año.

 

***

Están verdaderamente desenfrenados los agentes de vialidad en bicicletas en el primer cuadro de la ciudad.

Ahora nos reportan la zona de la Ojinaga y Ocampo, donde están “comisionados” hasta una decena de agentes que son el terror de los automovilistas.

Se ubican estratégicamente de manera tal que no puedan ser observados y después con alevosía salen al encuentro del infortunado guiador.
Lo llevan hasta alguna de las calles cercanas donde piensan que nadie los observa.

La cuestión es que está siendo una presencia molesta por la constante persecución, probablemente alentada desde la misma Dirección. No podemos creer otra cosa por la impunidad con que actúan.

Un molesto automovilista nos envió la imagen para denunciar el acoso permanente que se ha vuelto insoportable un día sí y otro también, sin que nadie les ponga un alto.

***

A una semana de las elecciones internas para nuevo dirigente del PRI Nacional, al alcalde de Aquiles Serdán, Ariel Fernández, le impusieron el reto de coordinar a los presidentes municipales de todo el país a favor del candidato puntero, el campechano Alejando Moreno.

También le tocó la coordinación de los exalcaldes, por la estrecha relación que guarda con “Alito”, considerado la cabeza de la aplanadora que va por la conquista del Comité Ejecutivo Nacional.

El alcalde tricolor, por ello, debió meter turbo con las llamadas y mensajes no sólo a los presidentes municipales priistas del estado, sino a los más influyentes de todo el país, para convencerlos de alinearse con el gobernador de Campeche que dejó el glamour del poder en su estado para tratar de reanimar al dinosaurio.

Deberá entregar números negros al finalizar el proceso este próximo domingo, por lo que trae con el látigo también a sus colaboradores, a fin de que no se duerman en sus laureles.

Parece una labor fácil en vista de las expectativas internas del PRI, que posicionan a Moreno como el rival a vencer.

En el caso local se da por hecha la tarea, pues el dirigente tricolor, Omar Bazán, se ha encargado de tomar las riendas sin distraerse en el intenso golpeteo interno.

Pero no es sencillo poner a jalar a todos hacia un mismo lado en algunos de los sectores, por lo que hay que presionar los botones adecuados todo el día, todos los días, de aquí hasta el domingo de la elección.

Claro que eso no se paga con palmaditas en la espalda y un simple gracias, menos a un alcalde como Fernández, que está en pleno ascenso en cuanto a sus aspiraciones políticas y en su primer aire.

Facebook

Twitter