@evidente  

Miercoles 05 de Agosto del 2020

Clima: 19°C

Baja de la antena luego de casi 11 horas en la cima, es de delicias

El deliciense Ángel R., de 34 años de edad, bajó finalmente esta mañana de sábado 1 de agosto, tras pasar once horas en la cima de antena del bulevar Díaz Ordaz, ciudad de Chihuahua.

CHIHUAHUA.- Luego de horas de que policías, bomberos y su propia madre le pidieron que bajara, finalmente se decidió a hacerlo.
La mamá de Ángel le solicitó constantemente "bájate hijo" por medio de perifoneo en altavoz que le prestó la Policía.
Antes de empezar a bajar pidió a la Policía algo de agua, la cual recibió. Comenzó su descenso poco a poco por las mismas escaleras que utilizó para subir a la antena anoche.
En tierra lo esperaron el H. Cuerpo de Bomberos y la Policía Municipal para brindarle asistencia médica, revisar que su salud sea buena y no tenga golpes u otro problema a causa del ascenso a la antena.

La subida.
Ángel subió por delirio de persecución, luego de consumir alguna sustancia y de padecer depresión.
Fue cerca de las 10 de la noche del viernes cuando trepó a lo más alto de la antena de 50 metros, que está cerca de la Ciudad Judicial del TSJE y del Cobach, en la Zona Centro de la ciudad de Chihuahua.
El certificarán que su estado de salud sea bueno y no tenga golpes o mayores problemas tras subir a la antena.

Esta madrugada llegó a la escena su mamá, quien lo identificó: Ángel R., de 34 años de edad, originario de la ciudad de Delicias, quien acudió a la capital a trabajar.
“Pero mi hijo yo creo lo que trae es mucha depresión, no le va bien”, por lo que supone ella que él subió a la antena.
Afirmó la mamá que después de ello “se puso alegre”, al mencionar que su hijo consumió alguna sustancia, ya que padece adicción.

principal collage
Mencionó que Ángel trabaja en las pizcas de chile en la mañana y en la tarde trabajaba empaquetando despensas en Delicias.
Sobre las exigencias del joven, ella señaló que “quiere que lo vean, piensa que lo quieren matar" por el delirio de persecución, "pero las fuerzas de seguridad aquí lo han tratado bien”.
Recordó que los policías trataron de ayudarlo a bajar, de revisarlo medicamente para que no tenga golpes.

bannerPie noticiasTrending