@evidente  

Jueves 09 de Julio del 2020

Clima: 30°C

PASE DE CHAROLA O RECAUDACIÓN DE FONDOS PARA LA RIFA DEL AVIÓN

La noche de este miércoles, durante una reunión que tuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador con unos de los empresarios más importantes del país, hubo "pase de charola", para apoyar la rifa del avión presidencial.

Durante la cena en Palacio Nacional, los empresarios recibieron una carta compromiso para participar en la compra voluntaria de varios millones de boletos del sorteo del avión presidencial, que organizará la Lotería Nacional y cuyos recursos serán destinados a la compra de equipo médico para hospitales públicos.

En la carta se detalla el monto al que se comprometían los empresarios, que deberían firmar y poner su nombre, dirección, teléfono y correo electrónico. Se conoció que algunos empresarios la depositaron en una tómbola similar a la que usa la Lotería Nacional en sus sorteos. Los montos que muestra el documento van de los 20 millones de pesos hasta los 200 millones de pesos.

El director general de Banobras, Jorge Mendoza, dejó muy claro que las aportaciones no serían deducibles de impuestos.
En términos generales, la expresión de "pase de charola" se utiliza para denominar a la recaudación de fondos o colecta de dinero.

En el ámbito político, se usa la expresión cuando políticos se reúnen con empresarios o círculos especializados, y les piden cooperar para financiar alguna campaña o para un plan en especial, en este caso, para la rifa con motivo del avión presidencial.

Otros casos de "pases de charola"
Pero está no es la primera vez que se da a conocer que políticos realizan este tipo de práctica.

Y es que se sabe que el expresidente Carlos Salinas de Gortari aplicó el mismo método en 1993, cuando también se reunió, en Los Pinos, con importantes empresarios de ese tiempo. Se presume que en aquella ocasión se recaudaron 26 millones de pesos. Fue entonces para la campaña de Luis Donaldo Colosio.

Según el reportero Francisco Barradas, publicó la nota en el diario El Economista, y se trataba de una reunión con el Presidente de la República, Genaro Borrego Estrada, presidente del PRI, y un grupo selecto de empresarios.

Otra ocasión que presuntamente se llevó a cabo está práctica, fue en junio del 2012, cuando la excandidata presidencial por el PAN, Josefina Vázquez Mota, asistió a una comida en Puebla con empresarios. En aquella ocasión, señalan, también hubo "pase de charola".

Acción Nacional dijo que no se trató de un "pase de charola" sino de donaciones voluntarias.

El 30 de mayo de 2012 EL UNIVERSAL publicó "Primo de Creel pasa 'charola' por AMLO, y daba cuenta de que en una casa de Las Lomas, seis días antes, Luis Creel pasó la charola para conseguir seis millones de dólares. Entre los asistentes estaban Luis Mandoki y Luis Costa Bonino, asesor de campañas. Entonces, López Obrador dijo desconocer el tema.

Una más reciente, fue con el expresidente Enrique Peña Nieto. El columnista de esta casa editorial, Roberto Rock, narra en su más reciente libro titulado "La historia detrás del desastre", que durante su campaña presidencial se hacía un "pase de charola" con los gobernadores priistas, y quién era el encargado de esto era Luis Videgaray, quien fungiera como secretario de Hacienda y Relaciones Exteriores durante el gobierno de Peña.

Otro caso donde se hizo uso del "pase de charola", fue tras el sismo del 19 de septiembre, cuando los 255 legisladores de Morena en la Cámara de Diputados acordaron donar 45 mil pesos de su dieta al fideicomiso Por los Demás, creado por su partido para apoyar a los damnificados de los sismos del pasado.

En una reunión plenaria, los diputados federales decidieron hacer esta aportación voluntariamente y se tendrá que hacer antes del próximo 19 de septiembre para ayudar a cumplir la meta de 103 millones de pesos.

//El Universal//

bannerPie noticiasTrending